Desde hace varios años la Asociación Cooperadora Amadeo Jacques trabaja con la intención de mantener un plan de restauración en el Colegio Nacional de Buenos Aires. De esta manera hemos realizado pequeñas y grandes intervenciones por sectores que nos van permitiendo ir cumpliendo nuestro objetivo de mantenimiento y  puesta en valor del patrimonio del Colegio Nacional de Buenos Aires.

En 2014, surgieron las primeras ideas para lograr la intervención de los claustros, no sólo con el fin de recuperar el brillo de una arquitectura de tan grande significado, sino también con el afán de recuperar un espacio de aprendizaje, un lugar que sea contenedor y amable para la alegría adolescente, y que se proyecte hacia el siglo XXI como un espacio tan cargado con historia como con futuro.

En aquel entonces,  con el asesoramiento y apoyo del Arq. Gustavo Brandariz y el Arq. Alberto Alfaro, realizamos pruebas y ensayos de laboratorio que nos permitieron establecer una metodología y un plan de trabajo. Fue así que, nos lanzamos con fondos propios con la obra del Claustro central y los claustros laterales de planta baja.

Hacia 2016, vimos la posibilidad de realizar la presentación de proyectos de puesta en valor a mayor escala ante el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, con el fin de participar en el programa de financiamiento que posee este ministerio bajo el Régimen de Promoción Cultural, también conocido como Mecenazgo. Fue así como recibimos fondos que nos han permitido, bajo nuestra dirección, realizar la limpieza y puesta en valor de la Sala de Profesores y el Claustro Vedia –el de las escaleras de mármol, paralelo a la calle Bolívar-  y en una segunda etapa, desde el 2018 y hasta la actualidad, estamos trabajando en la limpieza de los claustros del segundo y del tercer piso.

 

Claustro Enrique de Vedia

 

Los invitamos a ver los avances con las fotos que documentan los trabajos realizados.