LOS CONSEJOS DE AMADEO

Hola. Quiero presentarme, mi nombre es Amadeo, el Colegio Nacional de Buenos Aires es mi casa, y a través de estas líneas pretendo ayudarlos a recorrer el camino que les demandará ser parte de él. En estas páginas quiero ayudar a las madres y padres que recién ingresan a la vida en este lugar.

Ahora viene lo cotidiano: varias materias, mucha presión; darse cuenta que adentro la cosa no es tan terrible como se veía desde el ingreso. Que todo pasa por estudiar sistemáticamente, no dejarse estar y aprender que cada docente es un tema, que los preceptores no son todos iguales, los tutores no son los magos, que las autoridades no muerden. En otras palabras: aprender a convivir; a saber para qué lado hay que correr; hacer amigos que durarán para siempre; a reconocer profesores, a conocer cuál es más benévolo y cuál es más exigente; aprender que lo mejor es ir y volver del campo en grupo por la senda segura indicada. Y de manera anárquica sabrán de un día para otro que tienen que saber nadar sí o sí, que se pueden ver las estrellas desde el observatorio y también navegar por el Rio de la Plata, que hay un microcine para ver películas, escuchar recitales o unas charlas TED, que en la fotocopiadoras eternamente hay cola, o que en la Biblioteca siempre hay un libro que te salva. Cosas que, entre tantas otras, pasan en este Colegio y que los chicos aprenden rápido en general. Frente a esta situación se preguntarán cómo reaccionar, qué hacer, dónde ir. Pues bien, para eso estoy aquí. Me permito darles algunos consejos:

  • El CNBA tiene un reglamento, se lo entregan a cada alumno al inicio de cada año. Lo encontrarán en las agendas que entrega la Asociación Cooperadora que lleva mi nombre: Amadeo Jacques. Es muy importante que los padres lo lean y estén al tanto.
  • Para comenzar las actividades hay que inscribirse. SIEMPRE que los alumnos sean menores deben ser inscriptos por un adulto.
  • En el Colegio funciona un Servicio Médico que está atendido por profesionales. Los chicos pueden acudir a él cuando de sienten mal, se golpean, lastiman o cualquiera de las cosas pueden ocurrir normalmente en una institución educativa con muchos jóvenes por turno.
  • Ya que hablamos de turnos, hablemos del recelado Turno Vespertino. Debo salir en defensa de éste. Son menos alumnos que a la mañana o la tarde, lo que hace que los docentes y autoridades conozcan más a los jóvenes concurrentes; a esa hora los docentes están más relajados, los chicos salen en grupos a sus transportes.
  • Estar estudiando conlleva gastos, libros, apuntes, viajes, viandas etc. Para eso la Asociación Cooperadora, el Colegio y la UBA tienen Becas de ayuda económica para ofrecer a quienes realmente las necesiten. Para gestionarlas, el día de la inscripción o en los primeros días de clases, deberán presentar una solicitud de beca. Pidan información a los preceptores o tutores de cada curso.
  • El bar no es del Colegio ni de la Cooperadora, es una concesión dada a un privado. Al medio día hay un menú con precio pactado entre el concesionario, los alumnos y autoridades. Hay un menú vegetariano y otro para celíacos.
  • ¿Su hijo tiene problemas con una o varias materias? Primero pida una reunión con el tutor del curso y charle al respecto. También puede pedir una reunión con el o la profesor/a en cuestión y, si fuera necesario, recurrir a una entrevista con el o la vicerrector/a del turno. Ellos orientarán qué camino tomar. Todas las materias tienen clases de apoyo o atienden consultas en sus gabinetes. Los horarios están en la página del CNBA.
  • Existe un Departamento de Extensión y Bienestar Estudiantil en el que se dictan curso extracurriculares como: yoga, cerámica, teatro, navegación a vela, tango, coro, orquesta, etc. Siempre hay un taller de interés y un horario factible. Si eso no es suficiente, pueden ir a jugar al metegol o al ping pong. El DEBIE organiza un campamento optativo para los alumnos de primer año y los intercambios con otros colegios del país o del exterior. Suele haber un campamento muy bien organizado por el CENBA (Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de Buenos Aires) que no es de las autoridades del Colegio.
  • Por temas de bullying, acoso, abuso, discriminación, denuncias, escraches o incomodidades varias, sea entre pares o respecto de adultos, hay una Dirección de Orientación al Estudiante (la DOE) y también una Oficina de Violencia de Género con profesionales externos al Colegio, responsable de recibir e investigar todo lo atinente a GÉNERO y su problemática. La DOE está situada en el segundo piso antes del Claustro de Zoología y la OVG está situada en el subsuelo, a la derecha del Microcine. Pueden consultar los horarios en los que ambas atienden en Vicerrectoría y los chicos pueden recurrir a ellos simplemente presentándose en ellos.
  • Para pedir un cambio de división o de turno-, deberán hacerlo por nota y presentarla en Mesa de Entradas, en la planta baja del Colegio. Siempre este pedido debe ser bien fundamentado. Para pedir los certificados necesarios para cualquier tema, solicitarlo a preceptor de cada curso. Las faltas deben ser justificadas con certificados médicos; es de la única manera que se puede pedir reincorporación en caso de excederse de las permitidas. Cuidado con las llegadas tarde, en el Nacional somos muy exigentes con eso y las medias faltas suman.
  • Para ayudar a sostener el Colegio, desde hace más de cincuenta años, está firme junto a las y los alumnos la Asociación Cooperadora. Lo invitamos a participar y asociarse mediante su aporte económico con la cuota social y a sumarse para ser uno más de los que dedican un par de horas de su vida a trabajar por el Colegio de sus hijos. Será bienvenido los segundos lunes de cada mes a las 18.00 hs. en la sede de la Asociación Cooperadora en el Claustro Alsina.

Hasta la próxima, saludos de su amigo Amadeo.

Y ya saben: pueden contar conmigo.

Amadeo